¡Voy a ser papá! Consejos para padres primerizos que debes saber

Antes de nada, debes concienciarte de que vas a ser un padre estupendo, y que es normal tener dudas sobre esto, especialmente si eres padre primerizo. La llegada de un bebé es un cambio a tu vida, nuevas decisiones, un paso más en tu relación de pareja que pueden llegar a asustarte debido a tantos cambios repentinos, por esto, es importante mantener la calma.

Hoy quiero traerte unos consejos para padres primerizos que te ayudarán a reflexionar, tener varios aspectos en cuenta y mejorar tus decisiones o reacciones en diferentes temas relacionados con tu futuro bebé como informarte sobre comprar carritos de bebé.

Consejos para padres primerizos

1.Infórmate, pero sin llegar a obsesionarte

Infórmate sobre los cuidados, qué hacer en determinados casos o cuando debes preocuparte por tu futuro hijo es muy importante, pero eso sí, no llegues a obsesionarte sobre el tema. Deberemos informarnos lo necesario para saber reacciones en determinados casos, pero no caer en la sobreinformación, ya que llegará a preocuparnos en exceso.

2. Haz una lista de todo lo que necesitaréis

Es importante elaborar una lista con los diferentes artículos que necesitareis antes de que nazca el bebé, como, por ejemplo: Un cuna, biberones, mantas, ropa, algún que otro juguete, o algo más concreto como los carritos dos piezas como estos.

3.Escucha a otros padres, pero lo justo

Puedes pedir opinión o consejo a tu padre, amigos o incluso a tu suegro, pero con ciertos límites, quédate con los trucos que veas útiles y desecha el resto. Al final, cada padre tiene su propio método e irás descubriendo el tuyo a medida que llegue el momento.

4.Estrés por exceso de visitas

Es totalmente normal que una vez llegue el bebé, toda la familia quiera pasarse a visitaros y conocerlo, quizás no sea el mejor momento para ti o tu pareja ya que seguramente estaréis algo más cansados de lo habitual por la situación.

Para esto, la mejor opción es acordar un día para que puedan venir todos de una vez, o simplemente, insistir en ir vosotros a su casa. De esta forma, no tendréis que preocuparos de visitas inesperadas y podréis ser vosotros los que comentéis de iros cuando necesitéis.

5.La comida

¿Cuándo y cuánto debe comer el bebé?

Esta es una de las preguntas más comunes que pueden llegar a surgir en los padres primerizos, ten en cuenta que el estómago de un bebé es realmente pequeño, por lo que comerá muchas veces al día, pero en pequeñas cantidades.

Mantén la calma porque será el bebe el que nos indique si tiene hambre mediante el llanto, o si está lleno dejando de comer y evitando la comida.

6.Los gases del bebé

Después de cada comida, el bebé puede llegar a llorar o incluso, poner algunas caras raras. Si esto ocurre, es muy probable que tenga gases a causa de la comida.

Para ello, es tan fácil como tomar a tu bebe y colocarlo de manera erguida en tu torso con la cabeza apoyada en el hombro, tras esto, dale unos golpecillos suaves en la espalda para ayudar a expulsar los gases.

7.Limpieza de manos, facial y la barba

El sistema inmune de los bebés es mucho más sensible, ya que irá fortaleciéndose con el tiempo. Por esto, deberemos mantener nuestras manos siempre bien limpias, como también nuestra cara y muy cuidadosamente la barba en caso de que contemos con ella.

A ser posible, es recomendable tener una barba muy corta o estar afeitado mientras el bebé sea un recién nacido, ya que aquí pueden acumularse una gran cantidad de bacterias. En el caso de que quieras seguir manteniendo tu barba, puedes hacerlo, pero deberás limpiarla dos veces al día con un gel limpiador.

8.Sujétalo adecuadamente

Seguramente en más de una ocasión, como padre primerizo te llegarás a preguntar si estás sujetando de manera adecuada al bebe. Para ello, hay diferentes maneras válidas:

  • Apoyado en tu antebrazo boca abajo.
  • Apoyando en tu antebrazo boca arriba.
  • Sobre tu pecho, de forma vertical y sujetando su cabecita.
  • Evita moverle demasiado, aunque sea jugando para hacerle reír. Ya que puede generarle estrés.

9.Manos y pies fríos

De manera habitual, el bebé contará con manos y pies fríos, al menos, más fríos que el resto del cuerpo. Por tanto, no te asustes, ya que es algo muy normal.

Simplemente, ayúdale a entrar en calor con calcetines y algo de abrigo.

10.Pañales

Cambiar el pañal asusta a cualquier padre primerizo, pero tranquilidad, porque es algo muy sencillo, ya que incluso, suelen contar con números para los pasos a seguir.

Solo ten en cuenta de no apretarlo en exceso o utilizar un pañal de mala calidad o poco absorbente.