Diferencias entre la Xbox Series X y Xbox Series S | Todos los detalles

Las Xbox Series X y Xbox Series S son las consolas de nueva generación de Xbox y en este post te contamos las características principales de cada una de ellas y todos los detalles.

Xbox Series X vs Xbox Series S

Ambas pertenecen a la nueva generación de consolas, por lo que no habrá distinción en los juegos a la hora de ejecutarlos, en este aspecto es idéntico, pero si cuenta con otro tipo de diferencias clave que deberemos tener en cuenta a la hora de elegir una u otra.

Te añadimos una tabla resumen comparando las características principales entre las Xbox Series X vs Xbox Series S.

Además, podemos destacar algunos puntos clave para ayudarte a tomar una buena decisión a la hora de elegir entre la Xbox Series X o Xbox Series S.

Es cierto que, ambos modelos de consolas Xbox llegan a admitir unidades USB 3.0 externas (y superiores), aunque no funcionan con los tiempos de carga más rápidos de la tarjeta de expansión de almacenamiento interna ni permiten ninguna optimización de los juegos de Xbox Series X/S.

Por tanto, es mejor utilizarlas para jugar a juegos de la serie X/S. Te contamos aún más detalles y diferencias entre Xbox Series S y Series X.

Juegos en formato físico o formato digital

Esta es una de las principales características diferenciadores que deberemos tener en cuenta a la hora de elegir entre la Xbox Series X o Xbox Series S. Como primer aspecto, si tienes intención de optar por juegos en formato físico la opción que deberás escoger es la Xbox Series X, ya que es la que contará con lector de discos.

Por otro lado, al ser la Xbox Series S algo más pequeña, se ha eliminado este lector dando la posibilidad de jugar a todos los juegos en su formato digital.

Eso sí, en ambas se puede optar a los juegos digitales o a través del Xbox Game Pass.

Resolución de la consola

La diferencia más destacada entre la Xbox Series S y la Xbox Series X estará directamente relacionada con la resolución en la que es capaz de reproducir los juegos de Xbox.

Si cuentas con un televisor 4K quizás tu mejor opción sea la Xbox Series X para disfrutar de esta experiencia de calidad gráfica. Si por otro lado, cuentas con un monitor Full HD o menor, la Xbox Series S será el modelo que mejor encaja con lo que necesitas.

Rendimiento

En cuanto al rendimiento de la consola es prácticamente idéntico en ambos casos, la principal diferencia es en cuanto a los gráficos que cada consola proporciona como te hemos comentado en el punto anterior.

Tamaño

Teniendo en cuenta el tamaño de la Xbox Series X y Xbox Series S, aunque ninguna es especialmente grande, es cierto que, la Xbox Series X es algo más grande que su compañera Xbox Series S.

Por lo que si prefieres una consola más pequeña y compacta la Series S sería una mejor opción en cuanto a este tema.

Diseño de Xbox

La Xbox Series S cuenta con un diseño más moderno y llamativo, con esquinas rectas. Mientras que la Xbox Series X es un estilo más similar a la de una torre de ordenador.

Memoria interna

Otra de las diferencias más relevantes es el almacenamiento interno, ya que ojo, porque la Xbox Series S cuenta con 512 GB de memoria interna en comparación con 1T de la Xbox Series X. Aún así, 512 GB es más que suficiente espacio para almacenar una gran cantidad de juegos digitales directamente en la consola.

La tarjeta de expansión de almacenamiento de 1 TB de Seagate para Xbox Series X|S se conecta a la parte posterior de la consola, es decir, a través del puerto de expansión de almacenamiento especializado.

Comienza a reproducir la experiencia de la SSD personalizada de la consola, además de ofrecer almacenamiento adicional para jugar con el mismo rendimiento.

Más detalles

Tiene todo el sentido del mundo que Microsoft tenga dos consolas con dos precios, como ya ha hecho en el pasado. Estas han sido algunas de las características y diferencias clave entre la Xbox Series X y Xbox Series S que te ayudarán a determinar cuál es la que mejor se adapta a lo que estabas buscando.

Como te comentamos, los juegos de Xbox serían compatibles con ambos modelos, en donde la diferencia principal estaría presente en la calidad de los gráficos y que la Xbox Series S no contaría con lector de discos, por lo que solo podríamos optar a los juegos en formato digital.

Cuando se combina alguno de estos modelos de Xbox con Xbox Game Pass, podrás conseguir una biblioteca instantánea de más de 100 juegos, el modo multijugador online, EA Play y juegos desde el mismo día de su lanzamiento, además de acceso a cientos de apps y servicios adicionales para mejorar la experiencia y horas de entretenimiento.