Qué es un exploit en seguridad informática

Estos fragmentos de código o programas especializados conocidos como explot, son los que aprovechan una vulnerabilidad de software o un defecto de seguridad. Si no dominas demasiado este tema, y quiere saber que es un exploit, tranquilidad, porque en este artículo quiero explicarte todo sobre los exploits, además de las consecuencias que ocasionan los exploits para la seguridad informática y cómo puede ser una solución de ciberseguridad dedicada puede proteger todos tus dispositivos informáticos.

Qué es un exploit

Un exploit es una especie de programa que se ha creado específicamente para apuntar a una debilidad determinada, o más reconocida con el nombre de vulnerabilidad, de un programa de software o un componente de hardware.

Si nos centramos, más detalladamente en una definición de exploit, esta se centraría en que incluye cualquier cosa desde aplicaciones de software completas, pasando por cadenas de código y datos hasta simples secuencias de comandos.

Por tanto, más bien permite a un hacker aprovechar una vulnerabilidad de seguridad para sus propios fines. Y, si puede programarlo y aprovecha una vulnerabilidad de software o hardware, se trata de un exploit de seguridad.

A nivel técnico, los exploits no se consideran malware, ya que no tienen nada que sea inherentemente malintencionado, son un programa que se crea para apuntar a una debilidad determinada, ya depende de su utilización y del creador la intención del mismo.

Qué diferencia hay entre un exploit y una vulnerabilidad

Como te he indicado anteriormente en este mismo artículo, las vulnerabilidades y los exploits están fuertemente vinculados. Pero, si bien están relacionados, en realidad no son exactamente lo mismo, sino que cada uno tiene unos detalles determinantes.

Una vulnerabilidad es cualquier tipo de debilidad de una aplicación, sin concretar mucho más. Aunque no todas las vulnerabilidades son posibles de explotarse para introducir cargas de malware en los sistemas informáticos objetivo, por ejemplo, si otros sistemas de seguridad impiden que alguien haga nada con ellas.

Por otro lado, estaría el exploit, el cual es un ataque que usa una vulnerabilidad de software. En estos casos, para causar algún tipo de efecto no deseado en el sistema al que se realice, como instalar malware o dar al hacker el control u otro tipo de acceso.

Tipos de exploits

Ahora que ya sabes de mejor forma de qué es un exploit, podemos distinguir entre dos tipos: los conocidos o desconocidos (0-day).

Por un lado, se encuentran los exploits conocidos, los cuales se tiene constancia y podemos tomar medidas para evitar ver nuestros sistemas afectados.

Estos, los más comunes, aparecen en la mayoría de las noticias y mensajes de seguridad, de la misma forma que van apareciendo las vulnerabilidades que tratan de aprovechar.

Por otro lado, hablábamos de los exploits desconocidos o 0-days. Estos se utilizan sobre vulnerabilidades que aún no han sido reportadas y a causa de esto, suponen una grave amenaza, especialmente si se utilizan en ataques dirigidos a empresas o gobiernos.

Conclusión

Los exploits son bastante conocidos y están a la orden del día para poder llevar un seguimiento, especialmente, de nuevas amenazas y ataques, por esto, es importante saber cómo protegerse aplicando las medidas de seguridad que hemos ofrecido en este artículo.